Noticias

MAX EL PRIMER PERRO EN MEXICO Y EN AMERICA EN SER INDULTADO DESPUES DE HABER CAUSADO LA MUERTE DE UN NIÑO DE 3 AÑOS.



El pasado 1ro de diciembre del 2016 un suceso trágico en el estado de Coahuila sacudió los medios y las redes sociales, un niño de tres años llamado Iker Misael, fue atacado por un perro de raza pit bull, en la colonia Las Margaritas mientras este jugaba con su triciclo a unos pasos de su casa, en compañía de dos menores.




De acuerdo con la información, el perro de nombre Max quien salió de un domicilio vecino, luego de que su propietaria, la señora Carmen dejara la puerta abierta se abalanzo contra el pequeño Iker, tomándolo por el cuello, luego de que varios vecinos y familiares golpearan al perro, finalmente este lo soltó, el pequeño gravemente herido fue llevado de emergencia al Hospital Universitario; los médicos determinaron que el infante presentaba un derrame excesivo de sangre y lo ingresaron a quirófano urgentemente, reportando la salud del menor como delicada.




Agentes de la Policía Investigadora, de la Procuraduría General del Estado, tomaron conocimiento de los hechos ocurridos al sur de la ciudad, y el perro pit bull fue asegurado por la PGJE, declarando que la propietaria del mismo podría ser sancionada por las autoridades como responsable del delito de lesiones culposas, al no mantener al can bajo resguardo. Posteriormente fuentes de esta misma dependencia revelan que no pueden ejercer acción penal en contra de la dueña de Max ya que no existe una legislación al respecto, y que en caso de no cumplir con las reparaciones o gastos solo se ejercería una acción civil; por otra parte Max se encontraba bajo resguardo, esperando ser sacrificado después del tiempo que marcaba la ley.

El día 6 de diciembre del 2016 autoridades médicas del Hospital Universitario de Saltillo emitieron la declaratoria de muerte cerebral del pequeño Iker Misael, a causa de las graves lesiones que sufrió, para el día 11 de diciembre el menor habría perdido la vida por una falla múltiple en sus órganos a causa de las lesiones que había sufrido.



El 8 de diciembre del 2016 el actor y filántropo Raúl julia Levy hizo un llamado a las autoridades de Saltillo Coahuila, para que el perro Max fuera liberado y se le entregara para su rehabilitación en su Fundación en Estados Unidos, además pidió que se levantaran cargos, en contra de la madre del menor por negligencia y en contra de todos los que pudieran resultar responsables, comentando también que estos hechos tan lamentables son causa de la falta de educación humanitaria hacia el perro Max.

En un esfuerzo por salvar la vida de Max, el 9 de diciembre, Raúl Julia Levy Foundation envía de forma oficial un documento dirigido a la Lic. Blanca Yadira Sosa Rodríguez, Agente del Ministerio Publico de la Unidad de Litigación de Delitos Culposos, solicitando la custodia y el traslado de Max a los Estados Unidos para la rehabilitación, lamentando los hechos en este documento Raúl Julia Levi expreso su consternación diciendo que este caso no es más que el resultado de la falta de leyes en materia de maltrato que viven millones de perros en México, el pequeño Iker y el perro Max no son más que dos víctimas de la negligencia y la irresponsabilidad de las personas a su cargo. El destino de Max era incierto, y en la fundación con un equipo de abogados seguían el caso esperando una resolución favorable, el 24 de enero del 2017, el actor y filántropo Raúl Julia Levy público en su página oficial de Facebook la gran noticia Max había sido puesto en libertad y sería trasladado a la fundación con base en Malibu California para su rehabilitación. En este momento Max se convirtió oficialmente en el primer caso legalmente documentado en México y en el continente Americano en el cual un perro después de atacar a un menor fuera liberado y trasladado a otro país para ser rehabilitado, sentando un precedente histórico en materia de protección y legislación animal. Max llego a la fundación revelando un estado deplorable, el can quien cumplió en custodia 50 días en el antirrábico de saltillo los cuales por el estado y las condiciones en las que se encontraba, debieron de ser un infierno. Raúl Julia Levy denuncio que Max presentaba golpes en distintas partes del cuerpo, siendo más visibles en la cara y las extremidades, así como también un alto grado de desnutrición, luego de su llegada a las instalaciones el can fue sometido a una revisión por especialistas de la fundación, el activista y presidente de la fundación, aseguro que Max fue víctima de una brutalidad espantosa, lo que le hicieron no se puede tomar a la ligera, al perro lo golpeaban, no le daban de comer o lo querían matar a golpes o de hambre.

Por esta razón los representantes legales de la fundación, preparan una demanda legal en contra de Tomas Gutiérrez Rodríguez, director del Centro Antirrábico con residencia en Saltillo, por maltrato animal pues consideran que se ensañaron con el can. Eliud Felipe Aguirre Vázquez, jefe de la Jurisprudencia Sanitaria 8 de la Secretaria de Salud, afirmo que no hubo maltrato y que podía probarlo, pero al respecto Raúl Julia Levy señalo que las pruebas realizadas a Max no mienten y no hay forma de que puedan probar lo contrario, por lo que está convencido de que la ley de protección animal de Coahuila esta de su lado.

En la ley de Protección y Trato Digno a los animales para el Estado de Coahuila de Zaragoza, en su Artículo 19, señala que “toda persona tiene la obligación de proteger y brindar un trato digno a los animales”. En el Articulo 21 indica que “cualquier persona que tenga conocimiento de un acto, hecho u omisión en perjuicio de los animales objeto de tutela de la presente ley, tiene la obligación de informar a la autoridad competente, de la existencia de la falta”.

Por otra parte Max se encontraba en la fundación al cuidado de tres especialistas, un psicólogo, un entrenador que ha colaborado en el ejército estadounidense y un médico. Siguiendo un procedimiento gradual, Max fue sometido a pruebas de socialización, para identificar los puntos débiles en los que el canino pudiera necesitar ayuda, además se trabajó con dummies, que simulan niños esto con el fin de detectar las áreas en las cuales el can se sentía amenazado todo esto tuvo un costo de $20,000 dólares.

Para sorpresa de todo el equipo Max nunca demostró agresividad alguna, en todas las pruebas que se hicieron para detectar alguna anomalía en su comportamiento. El canino dio como resultado tener un comportamiento social y atemorizado, dando negativo en las pruebas de agresividad. El 30 de enero del 2017, el equipo de abogado en Saltillo interpusieron una denuncia penal y administrativa, contra el director del centro antirrábico de Saltillo, Tomas Gutiérrez Rodríguez, luego de que los médicos veterinarios de la Fundación valoraran que el can llego con fuertes heridas de maltrato y en estado de desnutrición y que correspondían al tiempo en el que Max estuvo internado en el centro antirrábico. Por su parte Raúl Julia Levy aseguro que Max no era un perro agresivo y por ello el medico veterinario forense de la fundación a su cargo, aseguro que Max haya sido el agresor del pequeño Iker. Adelanto que esperan hacer todas la pruebas pertinentes deseando comparar las marcas de la mandíbula de Max con las fotos del archivo forense de Iker poniendo en duda que Max haya sido el victimario. Pero como muchas cosas que están mal en México no había ninguna prueba genética forense que hubiese sido realizada por parte de la fiscalía ni el niño, ni en el perro, pero si había pruebas veterinarias forenses CSI las cuales se le realizaron al perro por un especialista en los estados unidos que demostraba que Max no había cometido ningún crimen. El 7 de Febrero del 2017, Raúl Julia Levy en su cuenta oficial de facebook menciono que el perro que causo la muerte del pequeño Iker Ulloa de Saltillo tenia un perfil totalmente diferente al de Max, sumamente agresivo y antisocial, víctima de un entrenamiento salvaje a base de golpes y un severo abuso psicológico, completamente diferente, ya que Max es un perro extremadamente social, con un temperamento social alegre, jurídicamente y científicamente contamos con todos los elementos para girarle una orden de aprensión a la dueña de Max, y que entregue al otro perro para su rehabilitación ya que su hijo lo utiliza en peleas clandestinas. También exigió al Procurador de Justicia, que la dueña del perro tiene que pagar por este crimen, no solo mintió al entregar a la policía un perro inocente sino que también esconde al otro.



El 20 de Febrero del 2017, en un oficio que dirige la Fundación, a la Lic. María del Rosario Lomas, encargada de la defensa en México del perro Max, de 2 años de edad, establece que desde el día 4 de febrero del presente año, se le realizaron una serie de exámenes en el que se le diagnosticó un cuadro severo de desnutrición. Exámenes en medicina forense de Estado Unidos, determinaron que Max el perro pit bull, fue sometido a tortura durante su reclusión en el centro antirrábico de Saltillo; de acuerdo a los resultados de los exámenes de medicina forense practicados por expertos, concluyeron que el perro no es agresivo y tuvo que ser atendido de inmediato debido a una fuerte infección causada por una bacteria alojada en los riñones, a la cual solo se puede contraer, por el consumo de animales en descomposición o por ingesta de agua contaminada, además de presentar múltiples golpes en su cuerpo presentando laceraciones en sus 4 extremidades, las cuales llamaron la atención del doctor William Cole ya que estas heridas eran simétricamente idénticas, añade también que se sometió a una pruebas de resonancia magnética, en la cual se detectó una fractura de un centímetro en el cráneo, un golpe muy severo en la parte frontal, se concluyó que fue sometido a un alto grado de tortura al atarlo del hocico y extremidades, con una soga o alambre, además de haber sido levantado de la cola y de haber sido azotado contra la pared o piso en repetidas ocasiones, encontraron laceraciones en las dos orejas, mientras que en la cola presentaba daños en la piel, la conclusión de los estudios y exámenes practicados a Max revelaron que fue sometido a un trato brutal e inhumano.

Después de varias semanas en la fundación Max es un perro nuevo, sus heridas están desapareciendo, el trato digno, el respeto y el amor que ha recibido en la fundación, le dieron una segunda oportunidad, el ahora vivirá una vida fuera del maltrato y la tortura, se ha convertido en un símbolo de esperanza para más personas no humanas. Por ahora la fundación ha dado un gran paso al formar un equipo de abogados para la defensa de los que no tienen voz en México, la incorporación de prestigiados abogados darán esperanza y justicia para muchos más, por otra parte la fundación prepara la segunda denuncia penal en contra del director del antirrábico de Saltillo, Tomas Gutiérrez Rodríguez, por tortura y crueldad animal. La fundación seguirá trabajando para hacer justicia en este caso tan lamentable, esperando que los verdaderos responsables, sean juzgados por sus actos.

Y aunque la historia de Max no termina aquí, el siempre será el primer perro en México y América en ser indultado y librado de la muerte, después de haber causado la muerte de un ser humano.

Max el primer perro en hacer historia…


Instagram

Noticias

  • Corte reconoce a Raúl Julia Levy Como Hijo Legítimo de Raúl Julia.

    Una jueza federal se opuso la exhumación del cuerpo del famoso actor de Hollywood, Raúl Julia y reconoció a su hijo mayor, Raúl Julia Levy.

    Desde hace tiempo, el productor y filántropo exigió a una Corte federal en Los Ángeles, exhumar el cadáver de su padre, y al mismo tiempo demandó que él y sus dos supuestos hermanos se hicieran un examen de ADN, a lo que la viuda de su padre, Merel Polloway, se negó.

  • Actor rescata a perro callejero; costeará su tratamiento contra el cáncer en EU

    El animal fue nombrado 'Pablito' y tiene 13 años de edad.


    El actor hollywoodense Raúl Julia Levy pagará la quimioterapia y diálisis de un perro rescatado de la calle, el cual tendrá un costo de 30 mil dólares.

  • Roban filmación sobre Calakmul y Jaina; denuncian dilación de la PGR

    Material fílmico de la zona arqueológica de Calakmul, Campeche, el cual sería utilizado para uno de los documentales más esperados de los últimos años a nivel internacional, fue robado y sustraído de manera ilegal del país.

    El caso ocurrido en 2012 -hasta ahora develado por Crónica- ha encerrado corruptelas, dilación e indiferencia por parte de la PGR y de la Procuraduría estatal, así como desencuentros entre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y organismos independientes ligados al cine y la televisión en Estados Unidos, lo que lo convierte en potencial conflicto binacional.

  • Hollywood deja México por violencia e incertidumbre jurídica: Raúl Julia

    El saqueo de material fílmico inédito de las zonas arqueológicas de Calakmul y Jaina, en Campeche, parece ser sólo una pieza en el engranaje nacional de inseguridad e incertidumbre jurídica…

    De acuerdo con datos de la Organización de Productores Asociados de Hollywood, en los últimos 4 años se han dejado de filmar en territorio nacional al menos 100 películas y de invertir más de 2 mil 300 millones de dólares que habrían generado empleos a técnicos y otros trabajadores mexicanos.

  • Renato Sales sí fue enterado del robo del material fílmico de Calakmul

    Nuevos documentos oficiales obtenidos por Crónica, comprueban que Renato Sales Heredia, entonces procurador general de Justicia de Campeche, fue enterado del robo y sustracción ilegal de material fílmico de la zona arqueológica de Calakmul y Jaina, tan sólo dos días después de los hechos.

    El 16 de abril de 2012, bajo el título “Se solicita colaboración”, el agente del Ministerio Público local Angélica Concepción Hernández Calderón dirigió al hoy fiscal nacional antisecuestro un escrito en el cual le describía el asunto y le pedía buscar la colaboración de las procuradurías de todos los estados de la República para localizar y presentar a la millonaria polaca Elizabeth Thieriot y a los demás implicados en el asunto.

  • No fue competencia de la procuraduría de Campeche: Renato Sales

    La denuncia de supuesto robo y sustracción de material fílmico de la Zona Arqueológica de Calakmul, Campeche, o la posible violación a Ley Federal sobre Monumentos, Zonas, Arqueológicas, Artísticos e Históricos, no implicaron la competencia de la Procuraduría General de Justicia de ese estado.

    Así lo dijo el coordinador nacional Antisecuestros, Renato Sales Heredia, quien señaló que el pasado 19 de mayo fue remitido por la PGR a esa dependencia estatal el desglose en copia certificada de la averiguación previa CCH-2453/1ERA/2012, con relación a la cual se determinó, el 30 de septiembre de 2013, el No Ejercicio de la Acción Penal (NEAP) respecto a conductas presumiblemente delictuosas del orden federal.

  • Exige Imcine a autoridades resolver robo del material fílmico de Calakmul

    El Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) demandó resolver el caso de robo y sustracción ilegal del país de material fílmico inédito de la zona arqueológica de Calakmul, en Campeche.

    “El asunto representa algo muy fuerte en términos de que el afectado ha presentado una demanda y habría ya que darle seguimiento y aclarar los hechos”, dijo Lorenza Manrique, directora de Apoyo a la Producción Cinematográfica y de la Comisión Mexicana de Filmaciones.

  • Especialista: en caso Calakmul hay responsabilidad penal

    Ante la violación de diversos artículos constitucionales y otras leyes, códigos y reglamentos, es viable interponer un juicio político por el caso Calakmul en contra del ex procurador y el actual procurador de justicia del Estado de Campeche, concluyó la doctora Betty Zanolli Fabila, especialista en derecho y procuración de justicia del Tecnológico de Monterrey y de la UNAM.

    Al realizar un análisis jurídico de las normas involucradas, la catedrática consideró que Renato Sales Heredia -ex procurador de Campeche- y el actual procurador José Ambrosio Herrera “incurrieron en responsabilidades políticas, administrativas y sobre todo penales, por lo cual la procedencia de un juicio político permitiría denunciarlos por los delitos de abuso de autoridad y ejercicio indebido del servicio público.

  • Venden y difunden en el extranjero material fílmico robado de Calakmul

    Material fílmico de la zona arqueológica de Calakmul, en Campeche, que había sido robado y sustraído de manera ilegal del país desde hace más de dos años, comenzó a ser difundido y comercializado en el extranjero en perjuicio del patrimonio cultural del país.

    Las imágenes fueron publicadas en el avance de un documental denominado “Revelaciones de los Mayas y mentiras de Hollywood”, realizado por Elisabeth Thieriot, millonaria polaca radicada en Estados Unidos que el 14 de abril de 2012 sustrajo los videos de territorio nacional, según consta en la denuncia promovida ante la Procuraduría de Campeche por el productor de Hollywood, Raúl Julia Levy, único con permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para obtener la filmación…

  • “Árbitro” de EU cedió a Thieriot los derechos sobre filme de Calakmul

    El 9 de mayo de 2012, a menos de un mes de robar y sacar del país imágenes de las zonas arqueológicas de Calakmul y Jaina consideradas patrimonio nacional, la millonaria Elisabeth Thieriot solicitó a un árbitro independiente de Hollywood cederle los derechos del material fílmico –arbitraje No. 12-52—.

    Presentó, como prueba, testimonios falsos: los de tres técnicos mexicanos que participaban en la filmación –contratados por el productor Raúl Julia Levy, él único con permiso del INAH para grabar y usar los videos en el documental Revelaciones de los Mayas 2012 y más allá— y quienes le habían ayudado a huir de México, vía Guatemala, el 14 de abril de ese año.